embacongo@gob.gq

mayo 6, 2021

Congo Kinshasa

La República Democrática del Congo es uno de los cincuenta y cuatro países que forman el continente africano. Su capital y ciudad más poblada es Kinsasa. Situado en la región ecuatorial de África, este país comprende gran parte de la cuenca del río Congo, extendiéndose hasta la región de los grandes lagos. Es el segundo país más extenso del continente, después de Argelia. Limita con la República Centroafricana y Sudán del Sur al norte, Uganda, Ruanda, Burundi, y Tanzania al este, Zambia y Angola al sur, y la República del Congo al oeste.

Tiene acceso al mar a través de una estrecha franja de 37 km de costa,1 siguiendo el río Congo hasta el golfo de Guinea. El nombre Congo encuentra su origen en los nativos bakongo, asentados en las riberas del río Nzadi o Zaire, rebautizado en portugués como río Congo. La RDC cuenta con una rica y variada historia que se inicia con los primeros inmigrantes bantúes que llegaron a la zona, la cual se convertiría en el epicentro del gran Reino del Congo a mediados del siglo XV.

El territorio fue reclamado por la Asociación Internacional Africana propiedad del rey Leopoldo II de Bélgica como Estado Libre del Congo. El rey aplicó una colonización particularmente brutal, que dejó como trágico saldo entre cinco y diez millones de hombres, mujeres y niños asesinados.6 La colonia del Congo Belga alcanzaría la independencia en 1960, para transformarse en el Zaire bajo la égida del dictador Mobutu Sese Seko. Durante el gobierno de Sese Seko el país se vio sometido a un gobierno autoritario, violento y cleptócrata, que arruinó la economía del Congo.

La caída de este último provocó el inicio de una grave guerra civil que degeneraría en una conflagración continental, en la cual intervinieron fuerzas armadas de más de siete países, dejando como trágico saldo más de cuatro millones de muertos. El resultado fue la intervención de la ONU con sus fuerzas de paz organizadas en la MONUC.

Entre 2003 y 2007 el país vivió una tensa calma, bajo la dirección de un gobierno de transición.Anteriormente la República Democrática del Congo era una colonia de Bélgica denominada Congo belga, después de la independencia el nombre usado era el nombre de República del Congo hasta el 1 de agosto de 1964, cuando su nombre se cambió por el de República Democrática del Congo. Antes de esto, los dos países eran distinguidos por sus capitales, la República Democrática del Congo con Leopoldville (actual Kinsasa), Congo-Léopoldville, y la República del Congo con Brazzaville, Congo-Brazzaville.

En 1971, el entonces presidente Mobutu cambió el nombre del país por República del Zaire, nombre derivado de una mala pronunciación en portugués de la palabra en kikongo nzere o nzadi, lo que se traduce como «el río que se traga todos los ríos», en alusión al río Congo, que también cambió su nombre por el de Zaire. A raíz de la Primera Guerra del Congo que llevó al derrocamiento de Mobutu en 1997, el país pasó a llamarse nuevamente República Democrática de Congo. Alrededor del siglo III, comenzó a desarrollarse una sociedad en una región inicialmente comprendida en un área de 200 kilómetros a lo largo de la ribera del río Lualaba en la hoy provincia de Katanga. Esta cultura, conocida como los Upemba, finalmente se convirtieron en el más importante reino Luba, y en el Reino del Congo.

El proceso por el cual las sociedades Upemba se transformaron en el Reino Luba fue gradual y complejo. Esta transición se desarrolló sin interrupción, con muchas distintas sociedades desarrollándose fuera de la cultura Upemba, posterior al comienzo de los Luba. Cada uno de estos reinos se enriqueció gracias a la explotación de los minerales de la región. La civilización comenzó a desarrollar e implementar las tecnologías del hierro y cobre, junto con el comercio de marfil y otros bienes. Los Luba establecieron una fuerte demanda comercial por sus tecnologías del metal y fueron capaces de crear extensa red de comercio. Alrededor del 1500 el reino había establecido un fuerte gobierno central basado en el caciquismo. La influencia portuguesa que irradiaba desde la colonia de Angola fue muy importante, abrazando sus reyes el catolicismo y aceptando muchos elementos culturales. A partir del siglo XVII, tras varias guerras civiles y enfrentamientos con holandeses y portugueses, entró en decadencia, aunque subsistió dos siglos más.

El Estado Libre del Congo o Estado Independiente del Congo fue un dominio colonial africano, propiedad privada del rey Leopoldo II de Bélgica, establecido en la Conferencia de Berlín, en 1885, cuyas fronteras coincidían con la actual República Democrática del Congo. El Congo fue administrado privadamente por el rey Leopoldo hasta su fallecimiento en 1908, año en que el territorio fue cedido a Bélgica. Durante este período, El Congo fue objeto de una explotación sistemática e indiscriminada de sus recursos naturales, especialmente el marfil y el caucho, para lo que se utilizó mano de obra indígena en condiciones de esclavitud. Para mantener su control sobre la población nativa, la administración colonial instauró un régimen de terror, en el que fueron frecuentes los asesinatos en masa y las mutilaciones, que produjo un elevadísimo número de víctimas. Aunque es imposible realizar cálculos exactos, la mayoría de los autores mencionan cifras de entre cinco y diez millones de muertos.

A partir de 1900, la prensa europea y estadounidense comenzó a informar acerca de las dramáticas condiciones en que vivía la población nativa del territorio. Las maniobras diplomáticas y la presión de la opinión pública consiguieron que el rey belga renunciase a su dominio personal sobre el Congo, que pasó a convertirse en una colonia de Bélgica, bajo el nombre de Congo Belga. Como parte de la política internacional de las Naciones Unidas, se promovió el fin de la colonización de las naciones que llegaron a conformar el llamado Tercer Mundo. En el caso de las posesiones belgas, en 1959 se realizaron las primeras elecciones libres que fueron ganadas por el Movimiento Nacional Congoleño, dirigido por Patrice Lumumba

En 1960, Patrice Lumumba, junto al Movimiento Nacional Congoleño, fue designado primer ministro al ganar las primeras elecciones libres legislativas. Joseph Kasavubu, del partido Alianza de los Bakongo, fue nombrado presidente por el parlamento. El gobierno belga deseaba seguir controlando la riqueza minera del país y, asustado por el caos en el que se había hundido, apoyó la escisión de Katanga y Kasai del Sur, donde había una nutrida colonia de ciudadanos belgas, apoyando gobiernos títeres en dichos territorios. El Gobierno de Patrice Lumumba solicitó la ayuda norteamericana, no siendo siquiera recibido por el presidente de EE. UU., lo que motivó el acercamiento a la esfera soviética, que proporcionó transporte y asesores militares con el objeto de intervenir en las provincias separatistas. Lumumba negó repetidamente tener ideología comunista alguna.

Eventos posteriores llevaron a una crisis entre el presidente y el primer ministro, culminando el 5 de septiembre de 1960, cuando el primer ministro Lumumba fue desposeído por el presidente Kasavubu. Las Naciones Unidas enviaron tropas que recluyeron a Lumumba, siendo este finalmente apresado por los rebeldes, conducido a Katanga y fusilado el 17 de enero de 1961 con la intervención directa de agentes del gobierno belga y de la CIA. Sus restos mortales fueron quemados.Las tropas internacionales, con apoyo norteamericano, combatieron a los secesionistas y restauraron precariamente la unidad del país. La crisis más grave se produjo en la primavera de 1964 cuando los antiguos partidarios de Patrice Lumumba, con fuerte presencia tribal, realizaron una gran revuelta. Rápidamente se apoderaron del norte del país, barriendo a las desmoralizadas tropas gubernamentales.

Likewise, dozens of guerrillas were massacred by thousands of Congolese. The press of the time collected references to torture, dismemberment and even cannibalism.10 This intervention sparked numerous protests in the countries Africans, which motivated that, once the objective of save most of the hostage Westerners, Belgian troops will withdraw in the first days of December. TO from that moment on, the leading role fell on the troops indigenous people, who, under the direction of white mercenaries, little little by little they were cornering the rebels.

Embajada de la República de Guinea Ecuatorial en Congo Brazzaville